Time  2 hours 33 minutes

Coordinates 648

Uploaded November 2, 2015

Recorded November 2015

-
-
3,574 f
3,118 f
0
0.9
1.9
3.79 mi

Viewed 1598 times, downloaded 121 times

near El Valle, Andalucía (España)

Son dos rutas que se pueden realizar por separado, pero merece la pena hacerlas juntas, uniéndolas mediante un tramo del GR 7

Si dejamos un vehículo en el área recreativa de Linarejos nos evitaremos un tramo de dos kilómetros a la vuelta

Ambas rutas están balizadas como senderos locales (blanco y verde) promovidas por la Asociacion del Desarrollo Rural Comarca Sierra De Cazorla y mantenidas por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía

http://www.juntadeandalucia.es/medioambiente/servtc5/ventana/descargaPublicaciones.do?s=img/Publicaciones/ConociendolaNaturaleza/&n=CerradadelUtrero.pdf

Hace millones de años, cuando aún las fuerzas de la tierra no habían formado estas sierras, el lugar donde nos encontramos estaba sumergido bajo un inmenso mar llamado Thetis. Así se formaron unas rocas, denominadas calizas, que, cuando el mar retrocedió, quedaron expuestas a la acción erosiva de la lluvia y los ríos. Este material se disuelve lentamente con el agua, de forma prácticamente imperceptible para el ojo humano.
El resultado de la acción del agua durante millones de años lo puede ver ahora. Observe las rocas que quedan a los lados del inicio del sendero ¿ve los surcos paralelos que aparecen tallados con máxima perfección y cuidado? Son pequeños lapiaces que, poco a poco, irán haciéndose más profundos dando fugar a rocas afiladas como cuchillos. Los pobladores de la zona conocen al conjunto de estas formas como lanchares.

Nos internamos en la cerrada. Precipicios, riscos, grandes grietas... el responsable de toda esta magia lo vemos al poco de haber iniciado la senda: el río Guadalquivir. En el tramo alto, el río busca con avidez el mar. Esto ha hecho que haya marcado su propio camino, encajonando cada vez más su curso. Observe como plantas e incluso árboles de tamaño considerable, crecen en riscos y paredes, desafiando la fuerza de la gravedad. Sus poderosas raíces atraviesan y fracturan la roca. Encinas, cornicabras, lentiscos... forman una vegetación exuberante, ¡pareciera que nos hemos adentrado en una selva!

Comenzamos a escuchar el rumor del agua conforme nos acercamos al río que está rodeado por olmos, higueras y otras especies típicas de bosques de riberas. Así, accedemos al estrecho y alargado Embalse del Utrero, tras el cual la cerrada se abre. El encajonamiento del Guadalquivir ha dejado colgados numerosos arroyos, como el de Linarejos, formándose impresionantes cascadas de varios metros de altura. Este salto se llama Cola de Caballo, nombre que nos da idea de su majestuosidad y belleza, sobre todo en época de lluvias o deshielo.

La riqueza maderera en las Sierras de Cazorla y Segura ha sido explotada desde la antigüedad por el hombre. Pero transportar toda esta madera hasta los lugares de consumo era un gran obstáculo difícil de salvar. Se ideó un sistema sencillo y económico: los troncos bajaban por los propios ríos desde los embarcaderos o "aguaderos" lasta las estaciones de ferrocarril de las zonas más bajas desde donde eran distribuidos por toda España.

Este transporte exigía la adecuación de los cauces en las zonas de más complicado relieve. Para sortear las cascadas y saltos, se construyeron complicados andamiajes o estructuras fijas de mampostería, llamadas "lanzaderas" o "tiros" que impulsaban la madera desde grandes alturas hasta enormes represas que paraban la caída. A una de estas estructuras corresponde los restos que nos encontramos junto a la cascada de Linarejos.

El agua en este tramo alto del Guadalquivir es de extraordinaria pureza y esconde una importante fauna acuática: trucha común y arco iris, barbos, bogas... que sirven de alimento a una gran variedad de pequeños mamíferos y aves pescadoras. Con un poco de paciencia, pero con mucho silencio podemos ver el perfecto sistema de pesca de especies como el mirlo acuático... ¡todo un especialista!

Este desfiladero, ya un poco más amplio y abierto, es el lugar idóneo para poder observar otras aves, esta vez de mayor tamaño, que cazan y anidan en las inmediaciones: las rapaces. En estos cielos planean especies como el águila calzada, el buitre leonado y el alimoche, el carroñero de menor tamaño y especie en peligro de extinción. Al atardecer, cuando el sol afloja, la actividad de la fauna aumenta; los animales comienzan a bajar para beber del cauce del Guadalquivir. Entre venados y corzos, quizás tengamos suerte y podamos ver alguna cabra montes, habitual en los cortados y roquedos de las partes más altas de estas sierras.

Nos internamos en la zona conocida como El Valle, desde donde podemos divisar amplias panorámicas de la zona que rodea a la Cerrada del Utrero; `pero va a ser una desafortunada panorámica la que más nos impresione: la ladera que hace unos años quedó arrasada debido a un incendio que quemó un importante número de hectáreas. Aprecie la clara frontera entre la zona desnuda y la frondosidad del bosque, entre la muerte y la vida... recuerde siempre que se encuentra en un lugar de un alto valor ecológico y que cualquier imprudencia puede tener trágicas consecuencias, ¡cuidémoslo!

Entre cornicabras, enebros, sabinas y muchos pinos, algunos de ellos centenarios, llegamos al tramo final del sendero, coincidente con el inicio otro: la central del Utrero. Este itinerario nos lleva hasta la central hidroeléctrica y a un antiguo molino en la vera del Guadalquivir.

ÁREA RECREATIVA DE LINAREJOS
Atravesada por el Arroyo de Linarejos y envuelta en una exuberante vegetación este área recreativa es una de las más accesibles y populares de la Sierra de Cazorla. El paraje es una muestra de lo más importante que encierra la sierra: arroyos cristalinos rodeados de un manto verde, frondosa vegetación de ribera, frescor, pinos y animales salvajes alrededor. Aquí podemos iniciar y terminar algunas sencillas rutas que nos permitirán conocer los alrededores.


Aquí tienes lo necesario para pasar un tranquilo día en medio de la naturaleza. Dispones de una amplia zona de aparcamiento, merenderos con sillas y mesas de madera, una fuente, un kiosco-bar (abierto solo en verano) y una encantadora piscina-presa muy concurrida en los meses de más calor.

La presencia de agua unida al frondoso y cerrado bosque que rodea toda esta zona permite que, cuando hay poca actividad humana, los mamíferos de la sierra se muevan con libertad por los alrededores. El gamo, jabalí o incluso el muflón han podido verse a escasos metros de la zona de recreo.

Pero la vida minúscula es la reina de la zona: invertebrados como la libélula, y un crustáceo delicadísimo como el cangrejo de río autóctono crían en los remansos del arroyo de Linarejos. Tu visita debe ser, por obligación, respetuosa con los habitantes del monte, evitando ruidos innecesarios y retirando cualquier residuo del lugar.

http://www.sierrasdecazorlaseguraylasvillas.es/index.php?option=com_sobi2&sobi2Task=sobi2Details&catid=71&sobi2Id=568&Itemid=204

MÁS SOBRE GEOLOGÍA DE LA ZONA
El sector de la Cerrada de Utrero-Lanchar de Linarejos se sitúa en materiales del Prebético de la Cordillera Bética. Concretamente, en la Cerrada de Utrero, el río Guadalquivir se encaja en calizas del Jurásico Superior frecuentemente dolomitizadas que desarrollan formas kársticas constructivas y destructivas a diferentes escalas. El estrecho valle fluvio-kárstico fue labrado durante el cuaternario a lo largo del eje de un sinclinal de dirección N40E. El cañón kárstico de la cerrada tiene un km de longitud y perfil escalonado por el desarrollo de travertinos y pozas. Las paredes del valle están jalonadas por formas karsticas menores de gran belleza y espectaculares lapiaces
El encajamiento del río Guadalquivir ha dejado colgado el arroyo de Linarejos produciendo una impresionante cascada, conocida como la Cascada de Linarejos. Este salto de agua de varias decenas de metros desarrolla una masa travertínica con morfología de “cola de caballo” y facies de cascada. El Lanchar de Linarejos se encuentra en el flanco SE del sinclinal y presenta una secuencia de lapiaces y callejones estructurales controlados por diaclasas conjugadas
Waypoint

Área recreativa de Linarejos

Waypoint

Arroyo de Linarejos

Waypoint

Cascada de Linarejos

Waypoint

Fuente de Linarejos

Waypoint

GR 7 Vadillo

Waypoint

Kiosco bar

Waypoint

Mirador de Linarejos. Peligro

Waypoint

Mirador del Lanchón

Waypoint

Presa de la cerrada del Utrero

Waypoint

Puente sobre el río Guadalquivir

Waypoint

Río Guadalquivir

Waypoint

Tubería a central eléctrica

Comments

    You can or this trail