Time  6 hours 2 minutes

Coordinates 1632

Uploaded September 25, 2015

Recorded September 2015

-
-
2,563 f
1,466 f
0
1.9
3.9
7.79 mi

Viewed 1307 times, downloaded 55 times

near Puente de la Sierra, Andalucía (España)

Geosendero y arqueosendero. Cerros del Frontón y Veleta. Cañón del Quiebrajano.

En realidad, sería más apropiada la palabra de sendero temático que abarca aspectos geológicos y arqueológicos, además de los medioambientales.

Esta ha sido una de las rutas más completas que hemos realizado en un espacio excepcional y a pocos minutos de nuestra casa. Espero que alguna vez se convierta en geoparque y/o parque arqueológico con repercusión internacional, porque es un entorno único.

Pinturas rupestres, cuevas y abrigos de todo tipo, túneles, poblado prehistórica con dos tipos de necrópolis, cantera, muros defensivos, una aldea abandonada, el cañón del río Quiebrajano, trepes/destrepes, descubrimiento de nuevos senderos… No ha faltado de nada en 15 km. y con tiempo para comer en casa.

CERRO DE FRONTÓN
Hay pinturas rupestres en siete sitios distintos. Seguramente pasamos cerca de ellos, pero no los pudimos encontrar excepto el V

PINTURAS FRONTÓN V
No es un abrigo sino una inflexión de la pared rocosa
Son de color rojo oscuro
Varias alineaciones inclinadas de puntos que se superponen a los brazos de dos antropomorfos del tipo ancoriforme y a una figura desvaída en forma de barra




En el centro y hacia la izquierda se observa un zoomorfo con cabeza poco definida que por lo poco que se conserva de ella parece ser una cabra. Posee dos trazos finos y verticales para señalar el rabo

En la parte inferior vemos tres figuras antropomorfas en forma de phi. Dos de ellas acéfalas, la superior de las cuales parece portar un objeto en uno de sus brazos. La de la derecha presenta cabeza y brazos. A su lado hay más restos desvaídos.


CUEVA DEL FRONTON
Ubicada en las paredes rocosas del Cerro Frontón. Posiblemente habitada en la prehistoria por la gran cantidad de manifestaciones de pinturas rupestres que tiene el Cerro Frontón. En esta cueva no se ha encontrado ninguna.

CUEVA DE LOS SOLES
Se encuentra en unos farallones de la vertiente este de la Sierra del Calar.
Se llega por la carretera que une Jaén capital con el embalse del río Quiebrajano. Una vez rebasado el monumento a Carlos III, se sube a pie por la ladera del Cerro Veleta hasta la inflexión donde da comienzo el Cerro del Calar. Bajando un trecho se divisa la cueva.
Grado de Accesibilidad Muy dificultoso.
Se trata de un abrigo orientado al E-NE, de 16,3 m de ancho por 2,8m alto y 3,85 m de profundidad.
Con multitud de pinturas rupestres
Presenta una serie de ocho pequeños entrantes o ábsides donde se ubican las pinturas
El estado de conservación es bueno
Hay centenares de marcas y figuras
Lo que más abunda son los puntos rojos, estos puntos rojos están ubicados en su mayoría en la parte superior de los ábsides con lo cual pueden representar el firmamento.


Hay zooformos y antropomorfos.
También hay soles que son los que han dado nombre a la cueva
Son de color rojo oscuro y negro.
Este gran yacimiento de pinturas rupestres ha sufrido multitud de expoliaciones arrancándolas las pinturas de la roca.



Los grupos de pinturas rupestres son: Pinturas rupestres de la Cueva de los Soles Abside I, Pinturas rupestres de la Cueva de los Soles Abside II, Pinturas rupestres de la Cueva de los Soles Abside III, Pinturas rupestres de la Cueva de los Soles Abside IV, Pinturas rupestres de la Cueva de los Soles Abside V, Pinturas rupestres de la Cueva de los Soles Abside VI, Pinturas rupestres de la Cueva de los Soles Abside VII, Pinturas rupestres de la Cueva de los Soles Abside VIII y Pinturas rupestres de la Cueva de los Soles de la Pared Exterior.

CERRO VELETA
En este espacio se superponen restos arqueológicos de dos culturas diferentes. La más antigua es la cultura prehistórica del vaso campaniforme asociada al Calcolítico y al período inicial de la Edad del Bronce. Tienen un desarrollo cronológico entre el 2000 y el 1700 a. C. aproximadamente,

Se puede apreciar una cantera de piedras de las que se extrajeron los menhires y la piedra horizontal del dolmen del collado de los Bastiones. Fue abandonada precipitadamente con la llegada de los paleoceltas. Al lado hay una escombrera. El dolmen está virgen, aunque le faltan materiales que reutilizaron los celtas. Es un caso excepcional de cantera y dolmen asociado.

Posteriormente fue ocupada por la cultura paleocelta sobre el 1.250 años a.C., posiblemente la cultura de los campos de urnas (siglo XIII a. C). Construyeron un tholo o enterramiento colectivo en un alto visible desde muy lejos donde incineraban a los muertos, cuyas cenizas colocaban en un campo de urnas adyacente. En lo alto del cerro Veleta, hicieron unas defensas de la cabaña comunal del santuario celta. Entre el tholo y el cerro formaron una muralla gala o celta (un entramado con un sistema de postes horizontales, y luego relleno de tierra). En medio estaba el torreón de entrada.

Fuente: http://www.redjaen.es/francis/?m=c&o=8207

GEOLOGÍA DEL VALLE DEL QUIEBRAJANO
Información proporcionada por Pedro Pablo Montes Aparicio en sus didácticas explicaciones. Nuestro agradecimiento a sus esfuerzos por explicarnos estos temas tan difíciles de entender y nuestro reconocimiento a sus profundos y extensos conocimientos científicos. Todos los gráficos o láminas son de Pablo, que nos ha dado autorización para publicarlos.

El valle de Quiebrajano se ha formado por las fuerzas de la naturaleza en un movimiento lateral colisionando la base de las actuales montañas de la sierra de Jaén (cerro Matilla es el punto más alto) y sierra de Grajales contra el cerro de San Cristóbal (en el pasado más alto que el Mulhacén) en un proceso de encabalgamiento por el que las partes bajas se elevan apareciendo las actuales montañas citadas, donde sólo había estratos horizontales a modo de llanura.

Este encabalgamiento produjo al mismo tiempo otro efecto contrario, un hundimiento en el valle del Quiebrajano: un plegamiento en sinclinal, es decir en forma de V o de valle. .), quedando su punto más bajo en el cauce del río Quiebrajano.

En consecuencia los materiales más profundos, por lo tanto, más antiguos, dolomías, calizas nodulosas rojas del Jurásico Superior que estaban en los extremos, digamos los dos puntos más altos de la letra V, se elevaron, quedando por encima de los materiales más modernos. Este es el caso de la sierra de Propios, actualmente una meseta, fue una llanura de abrasión de un fondo marino que ha quedado en todo lo alto como la plataforma de un portaaviones, quedando los estratos en su lateral sur totalmente verticales.

Igualmente, en el otro extremo del valle ha quedado cerro Matilla como el punto más alto de estas sierras. A media altura, quedan las calizas oolíticas del Jurásico Medio, por lo tanto más recientes (la Bríncola, cerros Veleta y Calar, etc

Por otra parte, por efecto de la gravedad terrestre en la ladera del cerro Matilla, hubo un corrimiento de las rocas calizas cercanas a la aldea de Otiñar, que se desplazaron hacia el fondo del valle al estar colocadas encima de una base de margas arcillosas más resbaladizas, dando lugar a la oclusión de las aguas del río Quiebrajano a modo de presa producida por la Bríncola.

La laguna formada se fue rellenando de tierras aportadas por el río y los arroyos, que fueron sedimentando y al final colmatándola, formando una cascada hasta que se rompió la presa, abriendo un barranco, quedando como está actualmente.

Todas las rocas se produjeron mucho antes por un proceso de sedimentación en fondos marinos. Debemos tener en cuenta que antes del Jurásico, en el Triásico, sólo existía un continente, Pangea, cuyas costas discurrían en nuestra provincia entre Bailén, Linares, Santisteban. Por lo tanto, la mitad inferior de nuestra provincia estuvo bajo las aguas del mar durante mucho tiempo, formándose varias capas de sedimentos o estratos. De ahí la cantidad de fósiles que podemos encontrar en nuestras sierras, restos o cadáveres de animales marinos enterrados en el lodo.

View more external

Comments

    You can or this trail