Time  9 hours 22 minutes

Coordinates 792

Uploaded July 20, 2013

Recorded July 2013

-
-
376 f
-15 f
0
3.4
6.9
13.79 mi

Viewed 1566 times, downloaded 17 times

near Monti, Lazio (Italia)

La ruta transcurre, andando desde la Estación Termini, por vías principales visitando al paso la Basílica de S. María de los Ángeles y de los Mártires, Iglesia de Santa Susana y sobre todo la Iglesia Santa M.ª de la Victoria, donde es imprescindible ver en la capilla Cornaro el Éxtasis de santa Teresa de Bernini.

Una opción es visitar al paso el palacio Barbirini (No lo hicimos en esta ocasión). Disfrutamos la vía Veneto con importantes hoteles y terrazas, la embajada de USA... Accedimos al parque por Porta Pinciana e hicimos tiempo disfrutando de los jardines hasta las 11.00 hora en la que teníamos reservada la entrada a la Galleria Borghese.

Una vez terminada la visita a este importante museo, tomamos el autobús hasta la estación Terminit, donde tomamos el metro hasta la planza Giovanni para tomar a su vez el autobús hasta las catacumbas de San Calixto. Al finalizar la visita, regresamos en autobús a la misma plaza para almorzar y posteriormente visitar las termas de Caracalla (otro autobús) acabando finalmente en el Coliseo. Si hubiera tiempo y fuerzas, sería interesante adentrarse en el parque Celio y visitar la basílica de los Santos Juan y Pablo.

La Galería Borghese (Galleria Borghese, en italiano) es un museo de arte situado en los jardines de Villa Borghese, Roma. Dentro de la renombrada riqueza artística de la ciudad, es una de las pinacotecas esenciales, de visita obligada.

Conserva una parte sustancial de la colección Borghese de pintura, escultura y antigüedades, la cual fue iniciada por el cardenal Scipione Borghese (1576 – 1633), sobrino del papa Pablo V (papado: 1605–1621).

Scipione Borghese fue el primer mecenas de Bernini y un ávido coleccionista de la obra de Caravaggio, por lo que ambos artistas se encuentran extensamente representados en el museo. Además exhibe obras destacables de otros autores como Amor sacro y amor profano de Tiziano, el Entierro de Cristo de Rafael Sanzio y notables trabajos de Peter Paul Rubens, José de Ribera, Agnolo Bronzino y Federico Barocci.

Debido a las reducidas dimensiones del edificio y al enorme flujo de turistas, la visita únicamente es posible con reserva previa por teléfono o internet.

Basílica de Santa María de los Ángeles y los Mártires
La dedicación a los mártires hace referencia al dato que afirma la hagiografía cristiana, según el cual las termas de Diocleciano fueron construidas con el trabajo de cristianos hechos esclavos. El ímpetu para la dedicación a los ángeles fue generado por el relato de una visión del Arcángel Uriel experimentada en las ruinas de los baños termales de Diocleciano en 1541 por el monje siciliano, Antonio del Duca.1​

El edificio fue diseñado en 1562 por Miguel Ángel sobre la base del aula central de las Termas, a solicitud de papa Pío IV y del sacerdote siciliano Antonio del Duca.
Nave central de la basílica.

Miguel Ángel se limitó a recubrir algunos muros y a restaurar un aula del tepidarium, creando así un edificio eclesiástico del todo particular: dilatado de modo lateral en vez de longitudinalmente. El ingreso a la iglesia se hace a través de un vestíbulo circular, también de origen romano, y termina en un profundo presbiterio, donde se encuentra el coro de los cartujos, a quienes se confió esta iglesia una vez terminada.

Durante el siglo XVIII se realizaron los trabajos de Luigi Vanvitelli (1750), quien decoró el sobrio interior de Miguel Ángel según el estilo de la época y se encargó de transportar a Santa María de los Ángeles los grandes retablos de altar de la basílica de San Pedro en el Vaticano, en donde habían sido reemplazados por copias hechas en mosaico con el fin de conservarlos mejor (estaban amenazadas por la humedad).

De este modo, Santa María de los Ángeles se transformó en una rica pinacoteca con obras del siglo XVI al siglo XVIII, entre ellas el Martirio de San Sebastián de Domenichino, la Caída de Simón el Mago de Pompeo Batoni, el Bautismo de Jesús de Carlo Maratta, y la Misa de San Basilio de Pierre Subleyras. En el transepto se encuentra un retablo de Giovanni Odazzi.

En esta iglesia se encuentran enterrados Salvator Rosa, Carlo Maratta, Armando Diaz, Paolo Emilio Thaon de Revel y Pío IV. Actualmente se suele utilizar para funerales de estado o personajes del ejército italiano.

En el convento de los Cartujos, ubicado junto a la basílica, se encuentra una de las secciones del Museo Nacional Romano.

Catacumbas de San Calixto
Las catacumbas de San Calixto es un cementerio que se encuentra al oeste de la Via Appia Antica, después de la iglesia del "Quo Vadis".
Pez y pan eucarísticos, pintura sobre la pared de la cripta de Lucina, en la catacumba de San Calixto, Roma.

Empezaron a existir hacia la mitad del siglo II y forman parte de un complejo que ocupa una extensión de 15 hectáreas, con una red de galerías de casi 20 km en distintos pisos, y alcanzan una profundidad superior a los 20 metros. En ellas se enterraron a decenas de mártires, 16 pontífices y muchísimos fieles cristianos.

Reciben su nombre del diácono (más tarde, papa) San Calixto, designado a principios del siglo III por el Papa Ceferino como administrador del cementerio. De ese modo, las catacumbas de San Calixto se convirtieron en el cementerio oficial de la Iglesia de Roma.

En la superficie se ven dos pequeñas basílicas con tres ábsides, llamadas por ello "Tricoras". En la oriental se inhumó probablemente al papa San Ceferino y al joven mártir de la Eucaristía, San Tarcisio.
Pintura de un bautizo presente en la catacumba de San Calixto.

El cementerio subterráneo consta de distintas áreas. Las Criptas de Lucina y la zona llamada de los Papas y de Santa Cecilia son los núcleos más antiguos (siglo II). Las otras zonas reciben el nombre de San Milcíades (mitad del s. III), de San Cayo y San Eusebio (finales del s. III), Occidental (primera mitad del s. IV) y Liberiana (segunda mitad del s. IV) con muchas criptas importantes.

Termas de Caracalla
Las termas de Caracalla, o termas Antoninas, fueron unos baños públicos de la Roma imperial. Se construyeron entre 212 y 217 d. C., bajo el gobierno del emperador Caracalla. Se inauguraron con el nombre de Termas Antoninas. Actualmente, las extensas ruinas de estas termas son una atracción turística importante. Aunque fueron despojadas de sus esculturas y demás riquezas desde fecha temprana, se conservan aún grandes fragmentos de mosaicos, algunos de ellos correspondientes a la planta superior del edificio, que se desplomó.

Varias de las gigantescas bañeras de mármol, esculpidas en un solo bloque, se trasladaron al centro de Roma para usarlas como fuentes. Su escultura más famosa, el grupo llamado Toro Farnesio, se conserva en el Museo Arqueológico de Nápoles. Actualmente, los restos del complejo se encuentran entre el Viale Aventino (avenida Aventino), y el Viale delle Terme di Caracalla (avenida de las Termas de Caracalla).

El edificio fue destruido por un terremoto en 847, aunque ya desde 537 no se usaba porque los canales de agua resultaron destruidos en una guerra.
Fuente. Wikipedia

View more external

Waypoint

Basilica San Juan de Letrán

Waypoint

Batisterio Laterano

Waypoint

Catacumbas de San Calixto

Waypoint

Claustro de San Juan

Waypoint

Coliseo Romano

Waypoint

Parque y Galleria Borghese

Waypoint

Palacio Barberini

Waypoint

Palacio Laterano

Waypoint

Parque de Celio

Waypoint

Plaza de la Republica

Waypoint

Puerta Asinaria

Waypoint

Santa M.ª de la Victoria

Waypoint

Santa Maria n Domnica

Waypoint

Santa María de los Ángeles y de los Martires

Waypoint

Scala Sancta

Waypoint

Termas de Caracalla

Waypoint

Termas de Diocleciano

Waypoint

Triclinio Leoniano

Waypoint

Via Veneto

Waypoint

Villa Celimontana

Comments

    You can or this trail