Moving time  3 hours 4 minutes

Time  3 hours 25 minutes

Coordinates 8721

Uploaded December 3, 2019

Recorded December 2019

-
-
2,614 ft
1,012 ft
0
10
20
40.5 mi

Viewed 24 times, downloaded 1 times

near San Martín de Unx, Navarra (España)

Photo

SAN MARTÍN DE UNS

SAN MARTÍN DE UNX. Cuna de buenos vinos, sobre todo rosados, San Martín de Unx es una localidad agrícola de callejas medievales salpicadas de casas de hidalgos, restos de muralla y vestigios de una calzada romana. En la parte alta del pueblo, dominando la localidad, se levanta el templo de San Martín de Tours, una las iglesias más encantadoras del románico navarro desde la que podrá contemplar magníficos paisajes. La ermita protogótica de San Miguel y la iglesia gótica de Nuestra Señora del Pópolo (XIV) completan el catálogo de monumentos que podrá visitar en esta pequeña localidad de 436 habitantes, situada a 45 kilómetros de Pamplona. Pasee por sus calles, deguste sus buenos vinos y descubra sus alrededores poblados de encinas, chaparros y enebros en las zonas más altas, y de olmos y chopos en las orillas de barrancos y caminos. En la parte más montañosa de la merindad de Olite, en la Zona Media de Navarra, en el cruce de caminos que desde Tafalla llevan a Ujué y al valle de Aibar, se levanta San Martín de Unx, un pueblo con muchos siglos de historia. Protegido al norte por los montes de Ujué y la sierra de Guerinda, y abierto por el sur hacia las fértiles tierras llanas de Olite y Tafalla, el pueblo está rodeado de viñedos de los que surgen sus afamados vinos. Su origen defensivo -nació en torno a un castillo hoy inexistente- explica que dentro de su casco urbano sean numerosas las casas blasonadas y haya restos de muralla que irá descubriendo en su recorrido hacia lo alto de la colina. Allí se erige la iglesia románica de San Martín de Tours, del siglo XII, a la que se añadieron ampliaciones en épocas sucesivas. Su sencillez es una de sus grandes virtudes y en el exterior destaca su portada de tipo jaqués, proporcionada y bien trabajada con capiteles en los que están esculpidos San Martín, Sansón, el león y los guerreros luchando con animales. En su interior, recréese en la pureza de líneas de su ábside y en la pila bautismal decorada con varios personajes, arcos y columnas. Uno de los espacios del templo que más llamará su atención es la cripta, construida bajo la capilla mayor para igualar el terreno, a la que se accede por una escalera de caracol. Este espacio medieval, embellecido por el juego de luces que se aprecia en su interior, comprende seis columnas exentas y otras adosadas al muro con capiteles decorados con cabezas y motivos vegetales. San Martín de Unx tiene otra iglesia románica, la de San Miguel, que fue capilla del desaparecido castillo y que desde finales del siglo XIX se encuentra en el interior del recinto del cementerio; es de líneas sencillas y en su perfil contiene una espadaña. Recorriendo las calles del pueblo, llegará a la iglesia-fortaleza de Santa María del Pópolo, gótica del siglo XIV, muy sencilla y casi sin ornamentación. Pase a su interior donde descubrirá la imagen de Santa María del Pópolo (XV) y una talla de Cristo crucificado del siglo XV que hasta hace unos años estuvo en la ermita de Santa Zita, a 5 kilómetros del pueblo. Esta ermita es destino de una romería que se celebra el sábado posterior al 27 de abril y en la que es típico comer un guiso de cordero llamado "fricafea", elaborado a base de patas, menudos y sangre. Si quiere llevarse a casa un recuerdo de San Martín de Unx, no deje de comprar garrapiñadas elaboradas con almendra largueta y vino, especialmente el famoso rosado navarro. La localidad, que celebra sus fiestas patronales la primera semana de agosto y que venera a San Martín el 11 de noviembre, es un buen punto de partida para visitar el Parque Eólico de Guerinda, considerado el mayor de Europa; se puede acceder a él tomando la carretera que conduce a Sangüesa y, tras pasar por el Alto de Lerga, desviándose hacia Olleta.
Photo

CAMPIÑA NAVARRA

Photo

POR LA RUTA

Photo

UJUÉ

IGLESIA-FORTALEZA DE SANTA MARÍA DE UJUÉ. En la parte más elevada del pueblo medieval de Ujué, se alza, elegante y contundente, el templo fortificado de Santa María de Ujué. Su nombre es una referencia a la leyenda de la paloma (Uxua en euskera). El relato habla de un pastor que, cuidando de sus rebaños, vio a una paloma entrando y saliendo constantemente del mismo hueco de una roca. Al acercarse a curiosear, encontró la imagen de la Virgen. Con el fin de darle cobijo, los vecinos construyeron una iglesia para ella. Un templo en origen románico, embebido por diferentes construcciones que lo rodean y enmascaran. Su rasgo más peculiar es su aspecto de fortaleza militar por sus torres almenadas (Cuatro Vientos y los Picos), pasos de ronda y robustos contrafuertes. En la actualidad, se trata de un importante santuario mariano, Monumento Nacional, donde se han llevado a cabo importantes reformas. Una de las joyas de la localidad por sus hermosas galerías, su gran nave gótica con cabecera románica y sus dos portadas. La norte, más sencilla, decorada con escenas muy descriptivas y la sur, la principal, una obra maestra del gótico en la que merece la pena detenerse. Hoy, Ujué es un pequeño pueblo medieval de calles estrechas y empedradas donde se arraciman casas con portalones medievales y fachadas blasonadas y mansiones góticas. No obstante, en el pasado, Ujué fue el principal bastión del reino de Pamplona frente a los dominios musulmanes de las riberas del Ebro. Esta iglesia, con imponente aspecto de fortaleza, es el resultado de aquellas guerras y alianzas. El edificio actual es corolario de varias etapas de fábrica. Se fue erigiendo por orden y con aportaciones de diferentes reyes. Se inició como un templo románico de triple cabecera (siglos XI y XII). En el siglo XIV, Carlos II, quien profesaba una gran devoción a la Virgen de Ujué, decidió reformar el santuario. Se demolieron las tres naves románicas, quedando en pie sólo la cabecera y el primer tramo y en su lugar, se alzó una única nave gótica. A este rey se debe, también, el lujoso paso de ronda abovedado con su mirador, la residencia real y el gran hospital. Igualmente, quiso dotar a la localidad de una universidad o Estudio General. Carlos II amó tanto a la Virgen de Ujué que, a su muerte, su cadáver fue embalsamado y sepultado en la catedral de Pamplona, pero su corazón fue extraído y descansa en una arqueta junto a su adorada Virgen. Se trata de una talla del siglo XII, de madera de aliso, forrada en plata, de exquisita belleza y preconizada como una de las imágenes románicas más antiguas de Navarra. Lo más llamativo de esta escultura de 1 metro es su pulcro rostro de geometrizados rasgos. Sus grandes ojos almendrados y su pequeña boca de finos labios le confieren una expresión dulce y risueña. Otra de las joyas de la iglesia de Santa María es la Portada Sur, del siglo XIV. Una de las mejores obras del gótico navarro. Presenta un esquema apuntado y abocinado de 10 arquivoltas que se elevan formando un arco. En los capiteles destaca la decoración relativa a la vendimia (mujeres recolectando uvas, un pájaro picoteando una vid...). En el tímpano figuran dos escenas: la Santa Cena y la Epifanía. Se dice que el personaje arrodillado junto a la Virgen podría ser Carlos II, que quiso inmortalizarse como patrocinador de las obras. Una escena muy efectista a causa del tamaño de sus figuras y la encantadora composición. Conviértase en vigía por un rato y deambule por el paso de ronda, desde donde divisará la localidad de Olite, con la que Ujué tuvo una estrecha relación durante los siglos XIV y XV.
Photo

OLITE

Comments

    You can or this trail