-
-
4,025 f
3,188 f
0
0.8
1.5
3.1 mi

Viewed 12 times, downloaded 0 times

near La Esperanza, Canarias (España)

Sendero circular de 5 km ideal para caminar o correr con perros acostumbrados al ejercicio.

Esta ruta es ideal para hacer en verano, ya que la temperatura a primera hora de la mañana o última de la tarde, suele estar bajo 18 grados, con lo cual es adecuado para que corran los perretes. Hoy 30 de julio de 2019 concretamente, estaba a 13 grados a las 19.30 h

Al inicio se accede desde la carretera de La Esperanza, la Tf 24: bien desde la calle El Calvario, que es el primer desvío a la derecha tras la Pecan del km 5, o bien más arriba en un desvío a la derecha pasado el Guachinche Moderno, se reconoce porque hay una isleta. Yo prefiero este último porque se callejea menos. Tras coger el desvío, hay que coger la primer calle a la izquierda, calle Máximo Sánchez Bacallao, y luego todo recto, pasando una pequeña rotonda. Acaba la calle y continúa una pista de tierra hasta una zona más amplia donde se puede aparcar. Se reconoce porque hay un cartel del Cabildo, y es el inicio de varias pistas. Hay que ir despacio por la pista de tierra porque es un tramos compartido.

La ruta es cuestión es circular de 5 km en forma de ocho, y comienza en una pista que sale desde el aparcamiento hacia la derecha, si miramos dejando la pista por la que hemos ve ido, detrás de nosotros. Hay un cartel de madera que pone La Haya.

El sendero es bastante fácil de seguir y muy cómodo, además de que proporciona bastante sombra. Pasa por la Cruz de Fune, una pequeña capilla en medio del bosque muy bonita. Precisamente tras pasar esta capilla, cuando en el trazado de la ruta se cruza la pista de ida con la d e vuelta, es decir, el punto medio del ocho, la pista que he cogido es un poco diferente. Está además marcada con una X, pero es que si no, volveríamos por el mismo lado del principio y a mí me gusta variar. Se ve en la foto donde el perro está echado esperando a que tomemos el desvío de la X. Durante unos 500 metros, el sendero es estrecho, con algo de pendiente, y menos delimitado que el resto, pero muy divertido para los perretes. El sendero de intuye bien, y si no me pierdo yo, que no destaco por mi sentido de la orientación, no debería perderse nadie.

En el perfil se ve un pico que en realidad no existe:fue un momento que perdí la conexión.

Este sendero conecta en seguida con una pista ancha que, girando luego a la izquierda, nos lleva de nuevo al aparcamiento.

Recordar siempre chequear que la temperatura esté por debajo de los 18 grados para que nuestros amigos perrunos no sufran.

Comments

    You can or this trail